miércoles, septiembre 12, 2007

Femicidio en La Cuarta


Marcelo Trivelli: "Castiguemos y luego rehabilitemos a femicidas"

Dolido por la indiferencia con que han reaccionado sus colegas políticos y la sociedad en general al drama del femicidio, está el precandidato presidencial, Marcelo Trivelli.
Hace dos meses el intendente metropolitano bajo el gobierno de Ricardo Lagos está de cabeza dedicado a llamar la atención respecto al asesinato de mujeres en el país, cuyo número aumentó a 42, tras un nuevo caso, el domingo, en Peñaflor.
Lamentó que en Chile aún la violencia contra la mujer se considera un hecho policial o en la esfera de lo privado, lo que permite que los cachuchazos sean prácticamente aceptados por la gallá o prefiera no meterse, sobre todo porque no ha habido la suficiente reacción, sino más bien una indiferencia que parte de nuestra cultura. "No es natural ni aceptable que se castigue o se asesine a mujeres", puntualiza.
Cifras de la Organización Panamericana de la Salud dan cuenta que sólo una de cada 20 denuncias logra la detención del agresor. "Esto habla mal de nuestras leyes, de los tribunales de justicia y de las policías", asegura. De ahí que apoye la tipificación del delito como femicidio con todas sus letras, en lo que define como una acción afirmativa frente a quienes defienden una posición de igualdad. "Claramente hay una diferencia: Hombres que pretenden someter a mujeres por la fuerza y tienen el ejercicio del poder", subraya. Y es a este cambio de mentalidad al que apuesta, donde el Estado se haga cargo de las mujeres agredidas y los culpables de este crimen y de abusos sexuales lleven grilletes con GPS.
- ¿Hacia dónde hay que apuntar?.
Hay que trabajar con niños y adolescentes. El desafío de la política es apurar, que termine la apatía y se pueda legislar. Debe castigarse severamente el femicidio y luego rehabilitar al agresor.

5 comentarios:

Carlos Saavedra Martinez dijo...

Que importante, es que en los temas de actualidad los Democratas Cristianos estemos presente.

Fraternalmente,

www.carlossaavedramartinez.blogspot.com

www.democratascristianosantofagasta.blogspot.com

Videopinión dijo...

Carlos, muchas gracias por el comentario.
Claro que es importante estar presente en los temas de actualidad. Sin embargo, este tema en particular es mucho más que eso, ya que responde a luchar contra la violencia y el abuso de poder.
Construir un país más tolerante, respetuoso y menos violento es tarea de tod@s.
Un abrazo,

Marcelo Trivelli

Carlos Saavedra Martinez dijo...

Mucha razon tienes Marcelo:

Mas aun, con un nuevo caso.

Esto realza mas tu liderazgo, con vision y preocupacion.

Carlos Saavedra M.

Carlos Saavedra Martinez dijo...

Don Marcelo:

De acuerdo a lo conversado en su visita a nuestra ciudad de Antofagasta, www.marchavirtual.cl es el trabajo que estamos realizando con Pedro Araya Guerrero, con el tema de la Violencia Intrafamiliar y los Femicidios.

Fraternalmente,

Carlos Saavedra Martinez
Presidente Frente Trabajadores DC Antofagasta

www.democratascristianosantofagasta.blogspot.com

carlossaavedramartinez@hotmail.com

Chile Primero - Estación Central dijo...

No hay autoridad sin responsabilidad - La defensa de un principio

Quiero por un momento aislarme del ruido y el cacareo parafernálico de ciertos personajes que no le agregan valor a la política, y que

smplificados por los medios de prensa privilegian el sensacionalismo y la cuña como “la noticia”.

También quiero reinvindicar la política como actividad fundamental de una sociedad civilizada, señalando que naturalmente y enhorabuena la decisión tomada por el Senador Fernando Flores en el parlamento es la que corresponde frente a los hechos presentados

Yo creo que muchos políticos no tienen idea de lo que configura un hecho político, lo cual es muy preocupante, particularmente para los que no demonizamos esta actividad, sino que por el contrario tenemos la convicción de que hay que prestigiarla.

Un hecho político se configura cuando existe una comunidad, poderes, temas de interés que afectan a la comunidad y una toma de decisiones que terminará obligando a todos los miembros de ese grupo, respecto de los temas de interés.

La decisión asumida por el Senador Fernando Flores en el Senado, explicita ante la ciudadanía que no es, ni será permisible la dilución de la responsabilidad de las autoridades políticas en los hechos producto de su gestión, sin distinción de rango.

ChilePrimero ha planteado al país, a través del Senador Flores que no existe autoridad política si no existe la responsabilidad asociada a ella, cualquiera sea la autoridad política, de cualquier signo o color.

Esta es la buena noticia. Enbuenahora.

¿Algún medio ha destacado la buena noticia?

Ya sabemos que no. Los medios de prensa han destacado las malas noticias, las sensacionalistas, las que se refieren al dime y al direte, a la patada y el combo, al garabato y la descalificación, la odiosa bajeza, en la entrevista al más gritón.

Con esos ingredientes van formando opinión pública día a día.

Afortunadamente hoy existe Internet, los blogs y las redes sociales, donde podemos dar a conocer y repetir la buena noticia:

• NO ES PERMISIBLE NI ACEPTABLE LA ANULACION DE RESPONSABILIDADES DE LAS AUTORIDADES POLITICAS EN EL EJERCICIO DE SU GESTION.

Puro y simple. Fuerte y Claro.

Con esto reivindicamos lo mismo que votamos Fuerte y Claro en el plebiscito de 1988, que la impunidad y la irresponsabilidad en el ejercicio del poder político no eran permisibles ni ética ni políticamente.

Nuestra posición es de coherencia y de consecuencia con principios y valores.

Quienes traicionan son aquellos que dando la espalda a esos principios y valores, acomodan convenientemente la realidad a las coyunturas favorables que hoy les otorga estar en el ejercicio del poder, los que amparan y toleran la corrupción, los que rinden facturas falsas y responsabilizan a terceros, los que mediante un montaje inauguran servicios de salud, los que cobran honorarios por trabajos no realizados, en definitiva los que no se atreven por sus "pactos de gobernabilidad" a terminar con las redes de corrupción en el ejercicio del poder.