lunes, julio 07, 2008

Tras la Junta Nacional DC, tenemos menos democracia

Amigos,

En la Junta Nacinal de la DC, celebrada este fin de semana, se tomó una decisión que no comparto porque creo que atenta contra la democracia y la participación ciudadana: El grupo liderado por Soledad Alvear llegó a un acuerdo político con el grupo del senador Eduardo Frei para que el candidato presidencial de la DC será elegido a través de un mecanismo de primaria cerrada donde sólo podrán votar militantes.

Una vez más mantenemos la discusión a puerta cerrada, sin abrirnos a la ciudadanía.

Los perdedores no son solo los millones de personas que se quedan sin la oportunidad de plasmar su opinión respecto de quién creen que sería el mejor candiato del partido. Los perdedores también somos los militantes que vemos como cada vez más nuestros dirigente toman decisiones que achican los espacios de participación y no respetan los acuerdos alcazados en el V Congreso Ideológico.

A continuación les dejo una lúcida nota que apareció hoy en El Mostrador, la que da cuenta de cómo se manejó la toma de decisiones durante la Junta Nacional de la Democracia Critiana.

Espero que esa sea de su interés y puedan aportar con sus comentarios.


Entretelones del cónclave del fin de semana
Lo que no se vio de la Junta DC

Tras bambalinas el ritual falangista estuvo sabroso: Pérez Yoma le ganó el quién vive a Eduardo Frei a la hora de iniciar el debate político y Gutemberg Martínez dijo que si se insistía en las ‘’irregularidades’’ denunciadas por el diputado Gabriel Ascencio, por los 18 mil ‘’nuevos’’ militantes inscritos en el Servicio Electoral, la Junta se votaba sin acuerdo. Pese a todo hubo ‘’humo blanco’’, con fecha y mecanismo de elección para el candidato presidencial DC. Conozca los detalles.

Por Pablo Basadre

Pese al clima de unidad que se mostró al final, la Junta Nacional de la DC tuvo polémicas sabrosas que amenazan en convertirse en un fuerte dolor de cabeza para Soledad Alvear. La primera se desató temprano, cuando el diputado Gabriel Ascencio declaró a la prensa que la presidenta del partido debía responder por los 18 mil “nuevos” militantes inscritos en el Servicio Electoral y dijo que se podría estar frente a un “Carmen Gate II”, recordando así el episodio en que se adulteraron los padrones electorales de la DC, donde se involucró al ex presidente Patricio Aylwin y al esposo de Alvear, Gutemberg Martínez, en desmedro de la postulación del ex senador Gabriel Valdés.

La sangre, sin embargo, no llegó al río, pues las declaraciones de Ascencio fueron desestimadas rápidamente por los diputados Jorge Burgos y Ricardo León. Pero se acordó que el tema debía ser investigado por el Tribunal Supremo del partido.

Pasadas las 13.00 horas, minutos antes de que hiciera su ingreso la Presidenta Bachelet, el maestro de ceremonia nombró a los presentes. Cuando saludó al secretario general del Partido Radical Social Demócrata, Ernesto Velasco, las pifias fueron al por mayor, recordando la polémica de las dos listas de concejales para las próximas elecciones municipales. El PPD, compañero de conflicto de los radicales, no estuvo presente. “No llegó nadie del PPD”, dijo un miembro de la mesa directiva. En la DC explicaron que “lamentablemente” y “al parecer”, el mismo día el partido del ex Presidente Lagos tenía otro encuentro en Concepción. Camilo Escalona, presidente del PS, comentó que esperaba que se tratara de un problema de coincidencia de agenda y no de una descortesía. Lo dijo con la cara llena de risa, pues minutos antes había sido ovacionado por los militantes DC -sobre todo por la JDC- que llenaron el Círculo Español. El timonel socialista agradeció el gesto, se puso de pie y saludó a los asistentes. Minutos después, el secretario general, Moisés Valenzuela, le decía al oído, bromeando por el alto apoyo que recibió, que detrás del escenario estaban inscribiendo a nuevos militantes para este año.

La molestia del freísmo y de Pistaccio

Hay varias versiones sobre la molestia en el círculo de Frei, pues primero se le dio la palabra a Pérez Yoma, su ex ministro de Defensa y ex amigo, y no a él: se entendía que como ex Presidente de la República debía hablar primero. Algunos freístas dicen que había un acuerdo en el orden de los oradores que iniciarían el debate político después de almuerzo, a las 15:00 horas.

Pero le fue mal. Edmundo Pérez Yoma, ministro del Interior, se le adelantó y abrió el debate. Habló de política, de modernización del Estado, sus temas, y sorprendió a todos con un discurso progresista muy alejado del estilo falangista: pidió a la DC tener una definición sobre temas valóricos como el matrimonio homosexual y opinión sobre los numerosos métodos de anticoncepción que hoy se ofrecen.

Claro que el ex ministro de Defensa de Frei evitó mencionar el concepto “píldora del día después”. Un miembro del partido, al escuchar sus palabras, se preguntó si era un recado para la DC o directamente para la propia Presidenta Soledad Alvear, a quien aún le achacan no haberse pronunciado sobre el anticonceptivo tras el fallo del Tribunal Constitucional que la prohibió.

El problema de quién hablaba primero y quién después se produjo, según un viejo militante, porque Moisés Valenzuela le ofreció la palabra a Frei, pero éste no tomó la decisión de inmediato. Aunque fue un incidente menor, nadie pudo evitar el recuerdo del publicitado distanciamiento que hay entre Frei y Pérez Yoma, luego de que Pérez no apoyara las intensiones del senador para competir con Bachelet en las presidenciales pasadas. En ese tiempo, a través de la prensa, no sólo se criticó a Frei por sus aspiraciones de repostularse, sino también por su cambio de look, con el pelo suelto, sin la corbata y el terno anticuado que lo caracterizaban.

Un problema parecido tuvo el sector de Enzo Pistaccio: tampoco pudo hablar cuando quería. La molestia se produjo cuando se les avisó que no hablarían en el turno que se les había asignado, después de la ex intendenta Ximena Rincón. Se enteraron que en lugar de ellos lo haría el diputado Eduardo Saffirio, lo que los dejaría “a la cola”. La dirigente Miriam Verdugo estaba muy enojada, pero finalmente el asunto se arregló cuando les anunciaron que lo harían luego del epiléptico discurso del diputado Pablo Lorenzini.

Las negociaciones

Las negociaciones comenzaron muy temprano en el Círculo Español. Por el freísmo estaban Belisario Velasco, Guillermo Pickering y Alex Figueroa. Por el alvearismo lo hicieron el diputado Juan Carlos Latorre y Ricardo León, entre otros. Un testigo de las conversaciones comenta que no fue fácil y que cada cierto rato, cuando llegaban a alguna tesis política de solución, salía León para plantearle a otros sectores los avances.

Cerca de las 16:30 horas, el diputado León, luego de salir de la reunión “cumbre”, se acercó al sector de Enzo Pistaccio y de Trivelli para “chequear” e informarles que habían posibilidades de llegar a un acuerdo, donde prevalecía la tesis de Gutemberg Martínez y de su esposa: primarias cerradas y un militante un voto, pero con la frase “más adherentes”. Lo que significaba que el universo de votantes aumentaba de 60 mil a 120 mil.

En ese momento se configuró el cuadro con los dos precandidatos que tendrá la DC para las presidenciales. Uno de los militantes que escuchó la tesis de León dijo: “si los dos candidatos están de acuerdo, nos subimos”. El diputado León en un minuto pensó innecesario acercarse a Trivelli para comentarle cuál era el escenario, pues sabía desde que había pisado el Círculo Español su parecer: primarias abiertas sí o sí. Sin embargo, le pidieron a León que lo “notificara” sobre esta alternativa intermedia que incluía la frase “más adherentes”.

Pero Trivelli nuevamente reiteró lo que ya había dicho por la prensa y en su discurso se negó a sumarse al acuerdo. Por eso, junto a Andrés Palma ofrecieron un voto alternativo que tuvo muy malos resultados: sólo 60 militantes levantaron la mano. “Fue un error, quedamos como una minoría frente al resto del partido, fuera del cuadro político que se armó”, explica alguien que apoyó dicha opción. Para cercanos a Trivelli la opción jugada por él se leyó como una derrota. Muchos de ellos, como el diputado Ascencio, los escucharon arrepentidos de no “haberse subido al caballo” cuando se fraguó el acuerdo a las 19:30. Finalmente, luego del acuerdo, la DC pactó fecha y mecanismo para elegir al candidato presidencial de la tienda y lo hizo con fotografía al estilo “Acuerdo de Educación” en La Moneda: todos de la mano.

1 comentario:

Julio César Fernández dijo...

Esta muy bueno tu blog. Tenes que seguir actualizandolo.
Mi blog:
http://www.debatepopular.blogspot.com