viernes, septiembre 05, 2008

RECURRIR AL 2% CONSTITUCIONAL ES UN FRACASO

Aquí estoy junto a Don Eduardo Sobarzo de la oficina de correos de Concepción

Comparto con ustedes desde la región del Bío Bío mi opinión sobre el problema del transporte público que afecta a todos los chilenos. Especialmente, me gustaría referirme al tema del Transantiago y a la incapacidad del gobierno de desarrollar una alternativa de solución acorde a lo que se merecen los 6 millones de santiaguinos.

Lamento profundamente que recurrir al 2% constitucional haya sido la solución para el tema del financiamiento para Transantiago. Esto, demuestra la incapacidad del Gobierno y de la oposición de llegar a acuerdo por Chile y su gente. Transantiago es un fracaso, desde el punto de vista técnico y político, que afecta los estándares de dignidad de los usuarios y que afecta también a las regiones.

Creo que un paso importante en el mejoramiento de este sistema es que el control de flota lo realice la Unidad Operativa de Control de Tránsito, pues ellos tienen el conocimiento y experiencia para realizar esta labor. A la vez, hay que caducar las concesiones del troncal 3 y los alimentadores de la zona sur o intervenirlas aplicando la Ley de Seguridad del Estado, pero ello requiere voluntad política para hacerlo y lamentablemente este Gobierno no la ha tenido, mientras que algunos parlamentarios se ha mantenido sólo en declaraciones.

Para solucionar este gran problema hay que hacer las cosas de una manera distinta. La Concertación se agotó en el éxito de la transición, la ciudadanía está perdiendo la confianza en nosotros por la incapacidad técnica de resolver Transantiago y por la incapacidad política de llegar a acuerdos. Debemos salir de las oficinas y de la burocracia. Nuestro trabajo está con la gente y esa convicción parecen no tenerla muchos actores políticos.

Respecto a la actualidad del transporte en el Bío Bío, estoy convencido que Concepción se merece un transporte de calidad. El tren ligero debe llegar a Coronel. Eso es indispensable, porque son los más pobres quienes viven lejos de la ciudad y deben desplazarse grandes distancias para acceder a su trabajo y los servicios.

1 comentario:

Francisco José dijo...

También hay que arreglar el transporte en la gran urbe pencopolitana.

En cuanto a Santiago, hay que arar con los bueyes que hay.

Por suerte el troncal 3 y los alimentadores b y g van a licitación luego, para que mejoren su eficiencia.