viernes, junio 02, 2006

Los Secundarios y el Malestar Social

Marcelo Trivelli


¿Qué pasó?

Fue un proceso dinámico con acierto de los secundarios, errores del gobierno y ausencia del mundo político y de otros líderes de opinión.

El movimiento comenzó con reivindicaciones concretas cuya solución era técnica. La respuesta del gobierno a las manifestaciones iniciales fue no autorizarlas y reprimirlas fuertemente. La represión inicial del gobierno y su negativa al diálogo, fueron un incentivo para el crecimiento de la movilización estudiantil.

Ante la masividad de la respuesta de sus pares, los dirigentes fueron capaces de aislar a los violentos e interpretar la demanda de cambio social más allá de las reivindicaciones concretas –gratuidad en la PSU y en el transporte público-.

Los secundarios fueron capaces de llevar a la acción, valores sociales que estaban latentes. La inequidad en la educación fue centro de la última campaña parlamentaria y presidencial por lo tanto quedó en el conciente colectivo; pero la élite chilena fue incapaz de hacer una propuesta de cambio.

¿Cómo se produjo esa transición?

Desde el retorno de la democracia, el centro de atención de la discusión pública fue dónde y con qué énfasis aplicar los recursos. La Concertación bajo el modelo de Crecimiento con Equidad y la Alianza con el modelo de Preocuparse de los Problemas de la Gente.

Ambos modelos daban respuestas técnicas. No hubo ni cuestionamiento ni cambio de paradigmas. La sociedad se aburrió de ello y espera respuestas políticas.

Las simpatías que despertaron Max-Neef el 93 y Hirsch el 2005 fueron porque interpretaron el anhelo de cambio social, pero no fue suficiente para lograr votación. No daban garantías de proteger el orden establecido, la gobernabilidad y la estabilidad, atributos llevados a paradigmas de carácter inamovibles por la sociedad chilena…. hasta hoy.

Estos son los paradigmas sociales que están cuestionando los secundarios esperan mas recursos para sus demandas y una respuesta de cambio social. Lo que se está buscando son los nuevos paradigmas para llegar al año 2020 cuando los secundarios de hoy dirijan el país.

¿Fue una estrategia ideada por los chiquillos o simplemente "les resultó"?

Los movimientos sociales exitosos no se piensan, resultan porque son capaces de llevar a la acción valores que ya son propios de la sociedad o de una parte de ella, pero que no han tenido una expresión en la acción. Ejemplos en la historia hay muchos.

¿Habrá habido consejos de parte de los partidos políticos que están detrás de algunos dirigentes?

No creo, es una generación que nació en democracia y tiene enormes grados de libertad y preparación. El “establishment” político va detrás de la demanda de cambio social y hoy, no está en condiciones de liderarla. El “cosismo” domina la política actual.

¿Habrá sido por ampliar el foco de la atención desde sus demandas particulares a temas más generales de la educación?

No creo, se encontraron en una disyuntiva: escalar el conflicto o la rendición total exigida por el gobierno. Decidieron escalar y conducir. Hicieron una apuesta y la ganaron. Supieron interpretar el malestar social. Son excelentes dirigentes.

¿Cómo se explica el inédito apoyo de los universitarios a los "cabros chicos"?

Por la misma razón, supieron interpretar el malestar social y llevarlo a la acción a través de demanda de cambio de paradigmas.


¿Y que los colegios particulares, que nunca se han metido en protestas, estén apoyando la movilización y que incluso hayan parado?

Los colegios particulares que se movilizaron son aquellos que desarrollan conciencia social en los jóvenes y enseñan a sus alumnos la coherencia entre el discurso y la acción, muchos de ellos católicos progresistas. Y no es primera vez que se manifiestan. Lo hizo mi generación a fines de los 60 y principio de los setenta, lo hizo la generación intermedia a mediados de los 80 y lo vuelven a hacer ahora.

¿Es el movimiento estudiantil algo estructurado o no?

En el sentido tradicional, no, ningún movimiento que alcanza estos niveles de masividad parte estructurado, se van armando en el camino. Ayuda a este proceso de articulación, a la disciplina y al contenido del movimiento tener un “enemigo”, en este caso, el gobierno.

Es una nueva forma de estructuración sobre la base de redes; han utilizado magistralmente la tecnología. No dependen ni del teléfono de sus establecimientos ni del acceso a un lugar para reunirse. Lo hacen por celular y por internet. La tecnología les permitió romper el cerco autoritario del sistema educacional y de la sociedad chilena. Recuerdo que como intendente, me era muy difícil comunicarme con los dirigentes estudiantiles ya que en muchos liceos no les daban los recados a los presidentes de centros de alumnos o no le entregaban los faxes que enviábamos; hace tres años, muy pocos tenían celular.

¿Qué te parece a ti, sobre todo ahora que amenazan -y sabemos que es muy posible que ocurra- con un paro nacional para el lunes?

Un paro nacional que interprete la frustración y malestar social será el lunes o si no, muy prontamente. La ciudadanía despertó del letargo producido por la promesa incumplida de equidad. El malestar individual ha pasado a ser un malestar colectivo y compartido.

Se trata de redistribuir las oportunidades, de redistribuir el poder, de apostar por el progreso de quienes viven en situación de pobreza y marginalidad y que el país se la juegue por una opción estratégica para deshacernos de aquellas políticas públicas que perpetúan la inequidad.

La demanda social esta exigiendo respuestas políticas y no respuestas técnicas. Ese es el gran mensaje que está enviando el movimiento estudiantil, que ha sido acogido por la ciudadanía y que tiene perplejo al mundo político.

1 comentario:

Presidente JDC VIII dijo...

100% de acuerdo Marcelo, pero dime: ¿Crees que una comision con SETENTA integrantes mejorara nuestra Educación y su calidad? Disculpa, pero comparto aquel refran que reza: "No olvides que un camello es un caballo construido por una comisión"....