miércoles, abril 01, 2009

Parlamento, Carteles y Cárcel

A partir de la aceptación de Farmacia Ahumada de haberse coludido, el tema de los delitos económicos está nuevamente en la agenda pública. Junto a ello, aparecen distintos actores políticos y empresariales rasgando vestiduras y pidiendo castigos ejemplares.

Poco se dice que fue el Parlamento, hace unos pocos años atrás, la instancia que despenalizó, por amplia mayoría, el delito de colusión, es decir, que eximió de ir a la cárcel a los infractores.

Llama la atención además que el Fiscal Nacional Económico de la época, sea hoy el abogado de una de las cadenas de farmacias y muchos parlamentarios que han salido a denunciar estos hechos votaron a favor despenalizar este delito “de cuello y corbata”.

Soy un convencido de que es necesario dar penas de cárcel a aquellos que atentan contra la Ley de libre competencia, especialmente en este caso, porque la colusión de precios en medicamentos, afecta directamente la salud y la vida de las personas.

Terminemos con la hipocresía del Parlamento. Es hora de que en Chile los senadores y diputados hagan su trabajo y legislen pensando en las personas y no en los poderosos que controlan los mercados y abusan de su posición dominante.

2 comentarios:

Morgan Strauss dijo...

Las penas para los culpables de delitos económicos, sea en su calidad de ejecutivos como de empresarios, son una necesidad real, el daño económico y social que pueden alcanzar estas malas practicas superan con creces incluso el que logran delitos “normales” como robos y hurtos, por dar un ejemplo simple el caso de la estafa de Bernard Madoff que no solamente implico un perjuicio a sus inversores de cincuenta mil millones de dólares sino que implico también perdidas incalculables a la economía mundial en conceptos de incertidumbre, si sumamos también otros perjuicios no conversados, como por ejemplo los daños a empresas por el mismo movimiento de capitales o al fisco americano y de otros países, nos encontramos con que la acción de un solo personaje considerado hasta hace meses como un guru del libre mercado, a significado literalmente millones de cesantes y una infinidad de otros daños sociales.
¿Podemos entonces considerar como meros errores delitos que causan efectivamente perjuicios de tal magnitud, que se saben que son concientemente planeados y que incluyen otros delitos tipificados en toda jurisprudencia como por ejemplo la asociación ilícita o el manejo de información privilegiada?.
El caso farmacias no es menos oneroso en su impacto local, mas allá de los perjuicios al propio mercado, efectivamente la acción asociada de las farmacias implico un daño real al sistema de salud, al fisco y por sobre todo a la propia integridad económica y física de la población, haciendo una lista rápida saltan a la palestra delitos como fraude, uso de información privilegiada, e incluso lesiones u homicidio involuntario. Sin embargo el castigo contra estos ejecutivos no pasa de una condena social difusa, ni siquiera la ciudadanía conoce los nombres de los culpables, no se sabe si estos efectivamente siguen dentro del sistema, probablemente así sea y detentando cargos de alto nivel donde la misma colusión se transforma en una “innovadora” nota de pagina en sus curriculums.
Si queremos evitar esta clase de practicas, mas allá del griterío histérico buscando beneficios políticos que se ha visto de parte de muchos de los que no solo evitan instaurar medidas en su contra sino que muchas veces apoyan secretamente estas acciones, debemos instaurar penas que sean ejemplares y “dolorosas”, estas deben incluir no solo un castigo penal correspondiente, sino también golpear en el punto débil de justamente estos delincuentes, el propio beneficio, en caso de estos delitos debe considerarse compensaciones superiores a cualquier ganancia que impliquen una perdida compleja de asumir para cualquier empresa y además que estas salpiquen el propio patrimonio personal de los actores de la falta.
Iniciativas como la de los océanos azules, que crean espacios de discusión real y útil de temas como este y otros, en la que aun en mi calidad de independiente y políticamente neutral coopero con gran placer, pueden ser claves para encontrar soluciones para estos temas y centrarse en el bien publico mas allá de los intereses especificos.
Espero sinceramente señor Trivelli que continué su accionar transparente y decidido a favor del sentido común y social, habemos muchos quienes apoyamos su gestión.

Carlos Páez.

eduardo caro dijo...

SEÑOR MARCELO TRIVELLI USTED HABLA CON UN CIUDADANO QUE ESTUVO A PUNTO DE SER ATROPELLADO CUANDO DE MANERA ALOCADA E IRRESPONSABLE SIENDO INTENDENTE REPARO LAS CALZADAS DE LA ALAMEDA COMO ME GUSTARIA QUE NUNCA MAS POSTULARA A NINGUN CARGO DE ELECCION POPULAR USTED ESTA INHABILITADO MORAL Y ETICAMENTE GRACIAS A USTED SEÑOR TRIVELLI CASI TERMINE HECHO BOLSA RECIBA MI REPUDIO MAS COMPLETO Y CABAL Y LE RECOMIENTO QUE SIMBOLO DE CAMPAÑA USE BOLSAS DE LEVANTAR CADAVERES DEL SERVICIO MEDICO LEGAL. ESPERO NUNCA MAS VERLO EN LOS MEDIOS .HASTA NUNCA